Ir al contenido principal

¿Que es la dislexia? Síntomas, Causas y Tratamiento

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que se caracteriza por la dificultad para leer debido a los problemas para identificar los sonidos del habla y aprender cómo se relacionan las letras y las palabras.
Es un problema que puede entorpecer la habilidad de una persona para leer, escribir, deletrear e incluso hablar. El grado de intensidad puede variar y cuanto antes se trate, mejores serán los resultados. Sin embargo, nunca es demasiado tarde para que las personas con dislexia aprendan a mejorar sus habilidades lingüísticas.
La dislexia es bastante común en los niños y no es necesariamente una predicción de no tener éxito. Se presenta en niños con visión e inteligencia normal. A veces, no se diagnostica durante años y no se reconoce hasta la edad adulta.
Es un trastorno que se mantiene a lo largo de toda la vida causado por rasgos hereditarios que afectan al funcionamiento del cerebro.
Sin embargo, la mayoría de los niños pueden tener éxito en la escuela con ayuda de un programa especializado y el apoyo emocional de los familiares (1).
La dislexia es una condición permanente, pero eso no significa que su hijo no pueda ser feliz y tener éxito.
Las personas con dislexia pueden comprender ideas complejas, pero quizás necesiten más tiempo para procesar la información. También puede que necesiten una forma diferente para procesarla, como por ejemplo, escuchar un libro en lugar de leerlo.
Hay muchas estrategias de enseñanza efectivas y herramientas que pueden ayudar a su hijo. De hecho, muchas personas con dislexia tienen carreras exitosas en los negocios, la ciencia y las artes (Steven Spielberg o Whoopi Goldberg).
“Las personas con dislexia son a menudo muy creativas”
Los problemas de lectura son más frecuentes en los niños que en las niñas y se estima que el 85% de los estudiantes con problemas de aprendizaje tienen dislexia (2).
Más información sobre este tema en “Los problemas de aprendizaje en los niños”.

Síntomas

Los síntomas de la dislexia pueden ser difíciles de reconocer antes de que el niño comience la escuela.
Una vez alcance la edad escolar el profesor puede ser el primero que note el problema. Por lo general, se diagnostica cuando el niño empieza a leer.
Antes de la edad escolar
Los signos y síntomas que un niño puede presentar son:
  • Comienza a hablar tarde (3).
  • Tarda mucho en aprender nuevas palabras.
  • Dificultad para aprender canciones infantiles.
  • Dificultad para rimar.
Edad escolar
Una vez el niño comienza la escuela los síntomas y signos pueden ser más evidentes. Estos incluyen:
  • El nivel de lectura está muy por debajo de lo normal para su edad.
  • Problemas de procesamiento y comprensión de lo que escucha.
  • Dificultad para comprender instrucciones rápidamente.
  • Problemas para recordar la secuencia de las cosas.
  • Dificultad para ver las similitudes y diferencias entre las letras y las palabras.
  • Incapacidad para pronunciar una palabra desconocida.
  • Mala ortografía.
  • Dificultad para aprender un idioma extranjero.
La dislexia se caracteriza sobre todo, por un retraso en la edad en que el niño comienza a leer. Si el nivel de lectura de su hijo está muy por debajo de la media, debe hablar con su médico. Cuando la dislexia no se diagnostica ni recibe tratamiento, las dificultades de lectura en la infancia pueden continuar en la edad adulta.

Causas

Los investigadores siguen trabajando para determinar la causa de la dislexia, pero se sabe que los genes y las diferencias cerebrales podrían influir en las posibilidades de tener dislexia.
La dislexia se ha relacionado con ciertos genes que controlan el desarrollo del cerebro. Parece ser una condición hereditaria, puesto que tiende a darse en miembros de la misma familia.
Alrededor del 40% de los hermanos de niños con dislexia pueden presentar los mismos problemas de lectura.
Se ha relacionado con lesiones cerebrales. En estos casos, la dislexia se da después de un trauma cerebral o una lesión en el área del cerebro que controla la lectura y escritura (4).
También puede ser causada por influencias hormonales. Es decir, cuando se da el desarrollo hormonal durante las primeras etapas del desarrollo fetal. Este tipo de dislexia disminuye a medida que el niño madura (4).

Diagnóstico

El diagnóstico de la dislexia es importante para que el niño alcance su máximo potencial.No hay solo una prueba para detectar el problema. Se le puede pedir que rellene ciertos cuestionarios para determinar las fortalezas y debilidades del niño.
Por lo general, estos son los pasos a seguir:
  1. Examen médico. El médico puede evaluar la visión y la audición del niño con el fin de descartar que algún problema esté afectando a la habilidad para leer. Se le preguntará por el desarrollo general del niño y si otros miembros de la familia tienen problemas de lectura u otros problemas de aprendizaje.
  2. Derivación a un especialista. El niño puede ser valorado por un psicólogo u otro profesional especializado en problemas de aprendizaje.
  3. Tanto el médico como los demás especialistas discutirán sus conclusiones y recomendarán la manera de ayudar al niño.
Nunca es demasiado tarde para realizar un diagnóstico, pero cuanto antes el niño empiece a tener el tratamiento adecuado, mayores serán las probabilidades de alcanzar el nivel de los niños de su edad.

Tratamiento

No existe un tratamiento para corregir la parte del cerebro que causa la dislexia. Sin embargo, la detección temprana y la evaluación para determinar las necesidades específicas y el tratamiento adecuado en cada niño, pueden mejorar considerablemente su desempeño en lectura y comprensión lectora.
Técnicas educativas
La dislexia se puede tratar siguiendo algunos enfoques y técnicas educativas específicas. Cuanto antes se comience el trabajo específico mejores serán los resultados. Las pruebas psicológicas ayudarán a los profesores de su hijo a elaborar un programa de enseñanza adecuado a sus necesidades.
Se pueden usar técnicas que implican la audición, la visión y el tacto para mejorar las habilidades de lectura.
Hay algunos especialistas en lectura que pueden ayudar al niño a través de sesiones de tutoría individualizadas. Estas servirán para que el niño:
  • Aprenda a reconocer los fonemas que forman las palabras.
  • Entienda que las letras representan los sonidos.
  • Comprenda lo que lee.
  • Lea en voz alta.
  • Amplíe su vocabulario.

Qué habilidades se ven afectadas por la dislexia 

La dislexia puede conducir a otros problemas, algunos de ellos son los siguientes:
  • Los problemas de aprendizaje. La lectura es una habilidad básica para aprender la mayoría de los temas en la escuela. Un niño con dislexia está en desventaja y puede tener dificultades para seguir el ritmo de la clase.
  • Los problemas sociales. Si no se recibe el tratamiento adecuado, la dislexia puede provocar una baja autoestima, problemas de conducta, ansiedad, agresividad y el aislamiento social.
  • Los problemas en la edad adulta. La incapacidad para leer y comprender puede impedir que un niño llegue a su máximo potencial cuando sea adulto. Esto puede tener consecuencias educativas, sociales y económicas a largo plazo.
  • Comprensión auditiva. Los niños con dislexia tienden a ser mejores oyentes que lectores. Pero les puede resultar difícil filtrar el ruido de fondo cuando intenta escuchar a alguien. En la escuela es recomendable que se sienten en primera fila para poder seguir mejor al profesor.
  • Memoria. Los niños con dislexia pueden tomar tanto tiempo para leer un frase que olvidan la que habían leído anteriormente. Esto hace que les resulte complicado comprender el significado de un texto.
  • Pueden presentar problemas para diferenciar entre derecha e izquierda y para decir la hora o gestionar el tiempo.

Papel de los padres

Ayudar a un niño con dislexia puede ser un reto, especialmente si usted nunca ha tenido confianza en sus propias habilidades de lectura y escritura. No es necesario ser un experto para ayudar a trabajar y mejorar ciertas habilidades y fortalecer la autoestima de su hijo.
Los niños son diferentes y es posible que no todas las opciones funcionen para su hijo. Es probable que tenga que probar varias maneras de ayudar a su hijo hasta encontrar la que más se ajuste a sus necesidades.
Estas son algunas cosas que usted puede probar en casa:
  • Abordar el problema a tiempo. Si sospecha que su hijo tiene dislexia, hable con su médico. La intervención temprana puede mejorar el éxito.
  • Leer en voz alta a su hijo. Puede comenzar a leerle desde que es muy pequeño (6 meses de edad). Siempre que pueda lea en voz alta, pueden ser libros, revistas o carteles publicitarios.
  • Intente usar lecturas que despierten el interés del niño.
  • También se puede escuchar libros con audio. Algunas tiendas venden libros para niños de diferentes edades y son muy efectivos para los niños con dislexia (5).
  • Trabajar con la escuela del niño. Hable con su profesor acerca de cómo puede ayudar para que su hijo tenga éxito.
  • Anime al niño a realizar un tiempo de lectura. Para mejorar las habilidades de lectura, es necesario que el niño practique leyendo.
  • Dar buen ejemplo. Designa un tiempo de lectura para leer con tú hijo y muéstrele que puede ser una actividad agradable.
Resumiendo
Los niños con dislexia pueden tener éxito en el futuro. No es un problema relacionado con la inteligencia y con el tratamiento adecuado pueden alcanzar buenos niveles de lectura. Es importante consultar con su médico si su hijo presenta alguno de los síntomas, puesto que un diagnóstico precoz ayudará a obtener mejores resultados con el tratamiento.